miércoles, abril 14, 2021
Inicio Académico Sociología Metanoia, la nueva perspectiva para un Líder

Metanoia, la nueva perspectiva para un Líder

Metanoia: nueva perspectiva. Las organizaciones inteligentes exigen una perspectiva de liderazgo. Anteriormente o actualmente daban directivas claras y bien intencionadas para que la gente trabajara en equipo con miras a metas comunes.

Al generar una visión compartida, estamos en presencia de un grupo autodirigido con una visión clara, cuyos integrantes aprenden a aprender en conjunto.
El líder (jefe de tropa) según la nueva Visión, es el responsable de colaborar en la construcción de organizaciones y espacios de aprendizaje que permitan que la gente se expanda constantemente y desarrolle aptitudes para comprender la complejidad (interrelaciones del sistema). Así también comunicar la visión y ampliar, modificar los modelos mentales compartidos, es decir son responsables de los aprendizajes realizados.

Lao – tzu: “el mal líder es alguien a quien la gente desprecia, el buen líder es aquel a quien la gente alaba. El gran líder es el que logra que el Pueblo o su gente diga: ‘’ lo hicimos nosotros ‘’.

El diseño es por naturaleza, una ciencia integradora, porque el diseño quiere lograr que algo funcione en la práctica.

La esencia del diseño es ver como las partes, se adaptan o forman parte del todo. Arquitectos organizacionales establecen su diseño organizacional basándose en el diseño de ideas rectoras: Propósito, visión, valores que orientan a la gente sobre la cultura de la organización.

O’ Brien: ” hay que crear organizaciones inteligentes porque es coherente con la naturaleza humana, el desarrollo, el ascenso a un nivel de confianza mayor”.
Merlín reunía a los caballeros de la mesa redonda y después los separaba por las sendas de los caminos, en el proceso de sus transformaciones. Aunque los caballeros siguen su propio camino, están unidos por un vínculo común, la visión.

En una organización inteligente, los líderes pueden comenzar siguiendo su propia visión, pero a medida que escuchan las visiones de otros comprenden que su visión personal forma parte de algo más amplio. Esto no disminuye la responsabilidad sobre la propia visión sino que la ahonda.

Ser el mayordomo de una visión altera la relación entre esta y el líder, ella deja de ser su pertenencia (“esta es mi visión”) para transformarse en su vocación. El líder pertenece a la visión, tanto como la visión al líder.

Las organizaciones tradicionales reaccionan ante los hechos. El cambio que tantas veces resisten, que tanto asustan, implica renunciar a puntos de referencias (a bucear en la zona de incertidumbre). Una organización puede abrazar el cambio cuando lo guía una visión.

El ciclo de aprendizaje es un proceso continuo de experimentación, no se puede experimentar sin correr riesgos. Hay que encontrar el equilibrio entre el cambio y los valores tradicionales que continúan sirviendo que a lo sumo necesitan una actualización

Líder como maestro: influyen para que las personas encaren la realidad:

• Hechos, patrones de conducta, estructura sistémica, e historia del propósito (4 niveles)

Las organizaciones comunes concentran la energía en hechos y patrones de conducta y las instituciones las emulan. Por eso las organizaciones contemporáneas son reactivas, a lo sumo reflexivas, jamás generativas.

Las organizaciones inteligentes prestan atención a los cuatro niveles, enfatizan el propósito y la estructura sistémica, enseñan a la gente desarrollarlos en sus vidas y en sus trabajos

La estructura sistémica, es el dominio del pensamiento sistémico y de los modelos mentales. Los lideres ayudan continuamente a ver la gran figura: la interacción entre las partes de la organización, los paralelismos entre situación en virtud de estructuras subyacentes comunes, el impacto es amplio y de largo plazo

Al concentrarse en la historia de propósito (” el porque de la organización” y a donde se dirige) los lideres añaden otra dimensión del significado. Ofrecen lo que la filosofía denomina explicación teleológica (del griego telos = finalidad = propósito, definición de aquello que procuramos ser como integrantes de la organización.
Los líderes de las organizaciones inteligentes o aprehendientes no se limitan a formular estrategias, para explotar tendencias emergentes. Ayudan a la gente a comprender las fuerzas sistémicas que modelan el cambio.

El líder como maestro, no es alguien que enseñe a la gente, como alcanzar su visión sino que alienta al aprendizaje, ayuda a los integrantes de la organización a desarrollar una visión sistémica.

Tensión creativa: los líderes que son diseñadores, mayordomos, y maestros llegan a observar la vida y la tarea con sencillez.

Luther King: ” los individuos podrán abandonar sus cadenas, con los mitos y verdades a medias y crear en la sociedad, la tensión que ayudara a los hombres a levantarse de las oscuras profundidades del prejuicio y el racismo”

Esta tensión esta determinada por la distancia entre el estado actual y el deseado.

El líder establece el rumbo, el objetivo, su insobornable compromiso con la verdad y su afán de indagar las fuerzas que bulle por debajo de la realidad actual, que iluminan constantemente las brechas entre la realidad y la visión

Los lideres generan y administran esta tensión creativa en si mismo

¿Cómo pueden desarrollar tales líderes?

Habiendo logrado el dominio de las diferentes disciplinas y participando en organizaciones inteligentes, capaces de aprender:

• El liderazgo natural de estas personas, es el subproducto de una vida entera de esfuerzos para desarrollar aptitudes conceptuales y de comunicación para reflexionar sobre los valores personales, para aprender a escuchar y a apreciar a otros y sus ideas.
Llego la hora de elegir: ¿ opto o no opto por elegir?, ¿ por ser mayordomo de una visión mas amplia?. Solo a través de la opción individual, se llega a practicar e incorporar las disciplinas del aprendizaje.

Las organizaciones inteligentes solo pueden ser construidas por individuos que ponen su fuerza vital en su desarrollo personal y en la tarea. Integrando el Pensamiento

Sistémico y los dos tipos de complejidades:

a) complejidad de detalles (muchas variables)
b) complejidad dinámica: donde la causa y el efecto no esta próximos en el espacio y el tiempo, donde las intervenciones obvias no producen resultados esperados.

Las herramientas del pensamiento sistémico están diseñadas para comprender complejidades dinámicas, ayudan a ver estructuras subyacentes y patrones de conducta que quedan velados por el tumulto de los hechos cotidianos.

Complejidad de detalles: se vuelve inherentemente incompletas, todas las explicaciones racionales. Los sistemas humanos son infinitamente complejos, no podemos comprenderlo todo, tenemos limitaciones cognitivas.

Las ciencias cognitivas muestran que sólo podemos hacer foco en una pequeña cantidad de variables, de esta manera la conciencia se sobrecarga ante una cantidad importante de detalles, por eso significamos o unimos la información.

La comunión de la conciencia con el inconsciente nos brinda la capacidad para abarcar la complejidad de detalles. Podemos entrenarnos, descubriendo como nuestro lenguaje programa y rotula nuestra experiencias, como nuestras creencias afectan nuestras percepciones.

Así también nos permite superar la perspectiva lineal……A causa B, dejar de percibir el mundo linealmente, con el pensamiento sistémico comenzamos a ver el proceso de retro alimentación y arquetipos sistémicos por doquier.

Es necesario un switch, como un salto que nos permite observar las cosas como parte de un sistema.
El Pensamiento Sistémico aborda una complejidad dinámica, asimilando cientos de relaciones de retroalimentación en forma simultánea, integra la complejidad de detalles de la dinámica.

Las organizaciones inteligentes constituyen una forma de ejercer influencia sobre el complejo sistemas de las tareas humanas.
La construcción de organizaciones inteligentes suponen personas que aprenden a observar como pensadores sistémicos que desarrollan su propio dominio personal, y estructuran modelos mentales.

ARTICULOS POPULARES